Páginas

miércoles, 24 de octubre de 2012

Norberto González: «no hay crisis de zurdos en Cuba»

Campeón olímpico y mundial, así como subcampeón del I Clásico Mundial de béisbol, el lanzador cienfueguero Norberto González es hoy uno de los imprescindibles en el staff de Cuba para el venidero tope frente a México y la venidera gira asiática.

Como si fuera poco, es uno de los cinco jugadores cubanos que pudiera asistir en marzo del 2013 a su tercer Clásico Mundial de béisbol, junto a los espirituanos Yulieski Gourriel y Frederich Cepeda, el pinero Michel Enríquez y el villaclareño Ariel Pestano.


Sin mucho protocolo y en uno de los pocos minutos de descanso durante el entrenamiento, Norberto conversó sobre la actual preparación, la venidera estructura y lo que pudiéramos esperar en los meses venideros.

 —¿Cuál es tu opinión sobre la llamada crisis de buenos serpentineros zurdos dentro del equipo Cuba?

—En esta preparación hay unos cuantos muchachos que se ven con buena calidad en el entrenamiento, y poco a poco se van a ir formando. No hay tal crisis de zurdos, porque aunque es cierto que no están Ajete, Valdés, Faustino o Palma, hay lanzadores con talento que con el tiempo darán los frutos que esperamos.

—¿Qué particularidades has apreciado en esta preparación comparadas a las hechas para los dos clásicos anteriores?

—La diferencia está en que se ve un equipo más rápido y dinámico. Hay muchas figuras jóvenes insertadas con otras establecidas que vienen con mucho deseo de hacerlo bien y ganarse un puesto, algo inculcado por la dirección de Víctor Mesa, que aprovecho para decir ha sido una escuela para todos, porque lo ve todo dentro de un terreno y te enseña las cosas que hacen falta para jugar béisbol.

 —¿Qué función pudieras tener dentro del equipo, dada tu experiencia?

—Lo fundamental es prepararme para sacarles out a los bateadores zurdos. Esa es la misión principal que tengo dentro del equipo. También he hecho hincapié en la parte física porque para lanzar todos los días, como exige Víctor Mesa, hay que prepararse bien.

—¿Alguna huella de los dos clásicos anteriores?

—En el segundo todos vieron que no pudimos ganarle a Japón y quedamos eliminados, pero en el primer Clásico sí parecía posible vencerlos y optar por un mejor resultado. Haber lanzado en ese último partido del 2006 es algo que no olvido nunca.

Los japoneses presentan casi siempre buena batería de zurdos y tenemos que estar preparados, porque aquella vez presentaron siete y se demostró que nos hizo falta más lanzadores zurdos.

—Cambiemos de tema. ¿Te gusta la nueva estructura de la Serie Nacional?

—No, aunque recientemente se informó que habrá una liga de desarrollo para los más de 200 peloteros que no clasificarán a la segunda fase, en la cual, sin duda, se concentrará más calidad. Sin embargo, hubiera preferido un campeonato nacional más largo con todos los equipos y luego crear otro más selectivo.

—¿Ha pensado Norberto en el retiro?

—Quizás después del Clásico tome otras decisiones, pero dependerá de como salgan las cosas en la Serie Nacional, de los resultados que alcance y de las perspectivas que se abran en el béisbol.

No puedo negar que me gustaría más dirigir un equipo que ser entrenador, pero todo se subordina a la responsabilidad que te den cuando llegue el momento, porque eso necesita también fogueo y aprendizaje.

—Finalmente, ¿cómo está en tu memoria el último juego en Haarlem 2012?

—Es como el sexto torneo al que asisto y casualmente he tenido buenos resultados siempre. Lo que pasa es que ahora tuvo más significado porque hacía mucho tiempo que Cuba no ganaba. Eso sí, me dio algo de vida, porque ahora estoy más tranquilo, positivo y dispuesto a dar lo mejor en México, Taipei de China, Japón y en cuantos torneos vengan.

Tomado de Cubasi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada